Automedicación y dependencia a los medicamentos

La dependencia a los medicamentos, así como su tolerancia o habituación ocurre cuando el organismo se acostumbra a la acción de tipo bioquímico de la sustancia en cuestión. No siempre es una acción voluntaria o irresponsable de la persona que está sometida a medicación, a veces en los tratamientos de ciertas enfermedades graves, el hábito es consecuencia que no se puede evitar en la propia estrategia terapéutica.

Habituación a los fármacos

Cuando se da la habituación a un fármaco hay que elevar la dosis para conseguir los mismos efectos. Una respuesta disminuida a un fármaco debido a haberlo tomado antes se llama tolerancia.

Cuando la habituación a un medicamento viene de hace tiempo y los problemas de tolerancia se repiten, el paciente puede tener dependencia del medicamento en sí. La persona dependiente a un fármaco tiene una serie de trastornos en los que una vez pasado un tiempo privado sin la sustancia se manifiestan como dependientes de la misma. Para verlo más claro, es similar al “mono” de los drogadictos cuando no tienen su dosis.

Problema de dependencia a los medicamentos

Problema de dependencia a los medicamentos

Síndrome de abstinencia

Normalmente el síndrome de abstinencia se alivia al volver a tomar la sustancia. Los especialistas en estos temas, distinguen dos tipos de dependencia, la psíquica de la física. En la psíquica el paciente cree que no puede uno privarse del medicamento que la genera problemas, cuando en realidad poco o nada le pasaría si dejase de tomar el medicamento. El paciente sin embargo está tan sumamente convencido que llega a un nivel de angustia cuando no puede tener el fármaco. Esta dependencia la podemos ver en otros grupos de sustancias como por ejemplos los fumadores empedernidos, los cuales creen que no podrían pasar sin su cigarrillo.

Con frecuencia, aunque no siempre, toda dependencia de tipo psíquico se acompaña de una dependencia física que incluso es más seria y complicada de tratar. En este caso sino se toma el medicamento se originan verdaderos trastornos físicos. Esto sucede con algunas familias de medicamentos tranquilizantes o estimulantes en enfermos que ya de por sí están predispuestos a ello, como ocurre con los pacientes alcohólicos.

Conociendo mejor lo que tomamos

Pese a que el medico debería decir al paciente que tipo de medicamento le está recetando y cuáles son las normas que debe cumplir en su administración, además de seguir exactamente lo que nos dice, no está de más que leamos lo que dice la etiqueta del envase o el prospecto del producto. En el envase deben estar como mínimo los datos que indicamos a continuación:

  • El nombre del medicamento o su marca comercial.
  • La fórmula que señala que composición química tiene.
  • El excipiente, que es la sustancia inactiva del fármaco.
  • La forma de presentación y su contenido.
  • El precio de venta al público.
  • El código del medicamento.
  • Un número que da la identificación de cada especialidad farmacéutica.
  • La fecha de caducidad.
  • Las condiciones de conservación.
  • El nombre, señas y director técnico del laboratorio donde se preparó.
  • Símbolos de información (asteriscos, círculos, etc) de gran interés para el farmacéutico.

Debemos recordar que el farmacéutico no solo debe ser considerado como un dispensador de fármacos, sino que es un auténtico profesional de la sanidad al que podemos recurrir para pedir consejos o aclaraciones sobre la utilización que debemos realizar de los medicamentos en cuestión.

Esperamos que la información de este artículo te haya sido de utilidad cara a tener un mejor conocimiento sobre la dependencia a los medicamentos y de los riesgos que la automedicación puede tener en nuestro cuerpo. En esta web siempre intentamos aportarte el mayor conocimiento transmitido de la manera más didáctica. El conocimiento de nuestro propio organismo y su funcionamiento es clave para poder comprender mejor las razones de las enfermedades.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad