Cáncer hepático, un terrible problema con soluciones

El cáncer hepático es uno de los tipos de cáncer más difícil de detectar por la tardía aparición de sus síntomas tanto en mujeres como hombres. Su aparición está asociada a ciertos factores que permiten predecir que la hepatitis y la cirrosis, están vinculadas con su aparición. Sin embargo no hay estudios científicos que lo dictaminen.

Síntomas del Cáncer Hepático

Los síntomas del cáncer hepático pueden variar, de acuerdo al paciente. En las mujeres se presenta con una ligera hinchazón en la región abdominal, cambios en el apetito y por consiguiente pérdida de peso, contracciones estomacales complicando aún más su detección, por confundirse abiertamente con los síntomas menstruales y hasta con el embarazo. Un ligero dolor a la altura del hombro derecho, podría indicarnos algo diferente y no está presente en alguna de nosotras.

Este tipo de cáncer actúa de dos formas; por la aparición de tumores, o por tumores procedentes de otros órganos que migran al hígado y otras partes del cuerpo originándose lo que llamamos metástasis.

Localización del cáncer hepático

Localización del cáncer hepático

Tratamiento del Cáncer Hepático

El tratamiento del cáncer hepático, está relacionado directamente con la aplicación discrecional de quimioterapias, es determinante para mantener en buen estado los diferentes órganos del cuerpo humano, si bien, la quimioterapia es efectiva para combatir el cáncer, para nadie es un secreto, que de la misma forma en que se ataca la enfermedad, se está atacando órganos vitales del cuerpo que no necesariamente pudieran tener presentes células cancerígenas.

Sin embargo, practicar una cirugía y retirar una porción de hígado con el propósito de hacerle un estudio, y observar si puede funcionar sin la parte extraída, es lo común. Si el estudio revela que la porción es esencial para cumplir con la función de depuración y de síntesis, la remoción del hígado deteriorado por uno nuevo a través de un trasplante seria el próximo paso.

Los pacientes que padecen esta enfermedad, en algún momento específicamente cuando se le es detectado, deben comprender que la rutina diaria ha cambiado, no hay proceso de adaptación y es por eso que la actitud positiva, las ganas de vivir y aferrarse a la vida nos dará la fortaleza para salir adelante. La actitud lo es todo. No estás sola.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad