¿Cómo tratar una alergia en los ojos?

Pasar compresas frías en los ojos o lavar los ojos con agua fría son opciones naturales y caseras para reducir y tratar los síntomas de alergia en los ojos.

La alergia en los ojos consiste en una reacción inflamatoria a una sustancia irritante que entró en contacto con el ojo, como puede ser el polvo, maquillaje, jabón o cremas para el rostro, por ejemplo. Algunos de los primeros síntomas que se presentan incluyen enrojecimiento, irritación, inflamación, sensibilidad, lagrimeo y sensación de ardor en los ojos y se debe consultar a un oftalmólogo para que indique el mejor tratamiento.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

Para el tratamiento de la alergia en los ojos, es importante empezar por descubrir cuál es el agente causante de la alergia, para que el contacto con la sustancia pueda ser interrumpido. Después de eso, los ojos deben lavarse abundantemente con agua o suero fisiológico para garantizar la total eliminación de los residuos.

Para reducir los síntomas, generalmente se recomienda la utilización de colirios antialérgicos y antihistamínicos que deben ser recomendados por el médico para aliviar los síntomas. Nunca debemos de auto-medicarnos, ya que podemos agravar el problema o generar resistencia a ciertos medicamentos.

Cuando la alergia en los ojos se debe a la conjuntivitis alérgica, el médico también puede indicar el uso de medicamentos con corticoides y cuando existen síntomas de blefaritis, que es una inflamación en los bordes de los párpados, puede ser necesario el uso de una pomada antibiótica de aplicación local.

Tratamiento casero para aliviar los síntomas de alergias en los ojos

Algunos tratamientos caseros para aliviar los síntomas de la alergia que pueden ser realizados para complementar el tratamiento recomendado por el médico incluyen:

Aplicación de compresas de agua fría

Las compresas de agua fría son una gran opción para reducir la sensación de ardor, picazón y ardor en los ojos, y para aplicar basta con mojar una gasa limpia (completamente limpia y, de preferencia nueva) en agua fría y pasar en el ojo, siempre en el sentido de la parte interna próxima a la nariz hacia fuera. Cada compresa sólo debe utilizarse una vez y el proceso debe repetirse para los dos ojos.

Limpiar los ojos con suero fisiológico

Para limpiar bien los ojos con suero fisiológico, se debe agregar a un pequeño vaso de jarabe o taza de café suero fisiológico en cantidad suficiente para sumergir el ojo en la solución. Para ello, se debe coger el vaso y apoyar al ojo de manera que quede sumergido en el líquido, abriendo a continuación el ojo y parpadeando en repetidas ocasiones para facilitar el contacto del ojo con el líquido.

Así mismo, debemos evitar el contacto con las manos, ya que esto puede agravar el problema. Si los síntomas no desaparecen por sí solos en el lapso de algunas horas, es necesario acudir al médico para que realice un diagnóstico certero. Estos remedios caseros pueden complementar el tratamiento indicado por el médico, siempre y cuando no se especifique lo contrario (no olvides consultar esto con él).

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad