Enfermedad de Perthes

El síndrome o enfermedad de Perthes es un desórden de la niñez que involucra una deficiencia de flujo sanguíneo a la cabeza femoral. Esta es la bola del femur que se encuentra en el extremo superior del hueso. Por esto, el tejido óseo se deteriora y necrotiza, y luego para de crecer.

El verdadero nombre de la enfermedad en la actualidad es el síndrome de Legg-Calvé-Perthes. Los síntomas más comunes son dolores en la cadera, rodilla e ingle; también puede que exista una capacidad anormal de rotación de la pierna hacia el centro del cuerpo. Los músculos del muslo suelen estar atrofiados por la falta de uso y en algunos casos, la actividad física puede causar inflamación o irritación severa de la parte afectada. Esta enfermedad es más común que la padezcan 4 niños contra una niña. La enfermedad suele afectar solo una sección de la cadera, pero hay casos en los que se presentan variantes bilateral de la enfermedad de Perthes.

Aunque no se ha deducido precisamente por qué se origina la enfermedad de Perthes, pero es generalmente aceptado que hay una reducción de flujo sanguíneo a la articulación. La arteria media circumflexia femoral es la principal fuente de nutrición para la cabeza femoral; y si se padece la enfermedad, presenta constricción o bloqueo de algún tipo. Los niños que padecen la enfermedad pueden presentar fallas de crecimiento, ya que podrían tener 6 años de nacimiento, pero un desarrollo óseo correspondiente a los 4 años.

La enfermedad se suele diagnosticar utilizando rayos-X. La radiografía debería presentar una cabeza femoral distorsionada y anormal, mostrando una forma chata o fragmentada. También se puede usar una resonancia magnética ósea cuando los rayos-X no presentan ninguna información conclusiva.

Enfermedad de Perthes: obsérvese el aplanamiento de la cabeza del fémur.

Enfermedad de Perthes: obsérvese el aplanamiento de la cabeza del fémur.

Tratamiento de la enfermedad de Perthes

Los tratamientos intentan reducirle el dolor al paciente, al mismo tiempo que se busca otorgarle un mayor rango de movimiento al miembro afectado. Si no se trata la enfermedad a tiempo, el paciente puede sufrir artritis degenerativa severa en la adultez. Mientras más pronto se diagnostique y trate la enfermedad, más posibilidades hay de sanarse correctamente. El tratamiento consiste en una remoción mecánica de presión de la parte afectada. Para esto se utilizan métodos de tracción, frenillos y fisioterapia. Durante la noche se suelen aplicar tratamientos de tracción que son muy efectivos ya que el paciente estará quieto por una cantidad prolongada de tiempo. Tristemente, los demás tratamientos comunes involucran que el niño evite deportes de contacto o cualquier tipo de actividad física extenuante.

Una actividad altamente recomendada para niños con enfermedad de Perthes es la natación, ya que es una alternativa ideal para mejorar el flujo sanguíneo y mantener el cuerpo en constante actividad, sin recibir alto impacto físico. La fisioterapia también debería aplicarse lo más a menudo posible, porque se realizan ejercicios especiales que ayudan a la extremidad a liberar un poco de presión sobre la arteria media femoral. Hay que tener en cuenta que debe evitarse utilizar tratamientos que reduzcan el nivel de oxígeno en la sangre, ya que este es vital para el correcto desarrollo óseo; y si se padece de la enfermedad de Perthes, es aún más importante mantener un suministro continuo de oxígeno al flujo sanguíneo.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad