Por qué no se deben mezclar antibióticos con alcohol

Los antibióticos son medicamentos muy potentes que luchan contra las bacterias (no virus, como suele creerse generalmente) eliminándolas por completo o evitando su reproducción. Se originan principalmente de microorganismos tales como bacterias, hongos y mohos. Si un virus es la causa de la enfermedad, tomar antibióticos puede causar más daños que beneficios para el padecimiento de alguna enfermedad.

El alcohol por su parte no afecta la eficacia de la mayoría de los antibióticos, sin embargo, existen excepciones. Aquellos antibióticos que se encuentran en el grupo de las tetraciclinas tienden a ser menos eficaces con el consumo del alcohol. Esto conlleva a un aspecto muy peligroso, en el cual se aumentan la resistencia del organismo con respecto a los antibióticos que en un futuro pueden ser inservibles para la enfermedad, debido a que no surgirá ningún efecto en la misma.

Otro factor que da razones para no mezclar el alcohol con los antibióticos, son las consecuencias que se producen en el hígado: cuando el antibiótico entra en el torrente sanguíneo y cumple su función, se dirige a éste órgano para ser desechado del cuerpo, si paralelamente se ingieren bebidas alcohólicas, estos también residen en el hígado donde se metabolizan y se pretenden eliminar. El alcohol y el antibiótico compiten parcialmente por los recursos del hígado, prolongando por mayor tiempo del que deberían las sustancias en el cuerpo, acarreando efectos secundarios tales como: vómito, diarrea, fiebre, reacciones alergias, dificultades para respirar, etc.

Antibióticos y alcohol

Antibióticos y alcohol

En síntesis, mezclar el alcohol con cualquier tipo de medicamento, proporciona numerosas secuelas en el cuerpo, por ejemplo, en el caso de los anti inflamatorios, mezclar estas dos sustancias pueden ocasionar problemas gastrolesivos, es decir, pequeñas lesiones en la mucosa gástrica provocando numerosos dolores en el estómago, sensación de ardor y en el peor de los casos la aparición de ulceras y hemorragias digestivas.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad