Problemas de ludopatía

La inclinación obsesiva por las apuestas o juegos de azar tiene todas las características de una adicción, pero pasa mucho más desapercibida que cualquiera. Para ayudar a quienes padecen de “ludopatía” existen terapias y hasta grupos de Jugadores Anónimos.

Cuando una persona empieza a jugar en el casino, a la lotería, o apuesta en las carreras de caballos, lo que busca es ganar dinero, o divertirse, quizás socializar. Otras personas -que empezaron a jugar por estas mismas razones – se ven de pronto en un estado en el cual no pueden no jugar. En el cual hay desesperación por volver al casino y por conseguir más dinero para apostarlo. La situación daña su situación financiera y muchas veces los lleva a mentir o cometer algún acto ilegal con el fin de conseguir el dinero que los haga recuperar lo que perdieron y que, esta vez, creen que van a recuperar y con creces.

Ya no juegan para entretenerse. Sólo quieren jugar sin que nadie les moleste. Por lo general, no se dan cuenta del problema, y lo negarán si alguien trata de enfrentarlos. Pero hay algo muy malo en esa actitud. Algo que los científicos ya han clasificado como una adicción, y se llama ludopatía, unión de palabras griegas que significan exactamente “juego patológico“.

Precisamente la mayor dificultad para el jugador compulsivo será la aceptación de su problema y reconocer que éste perjudica seriamente su vida. Una vez asumida la necesidad de apoyo, la recuperación se hace posible, con buen pronóstico.

Se considera ludopatía cuando se dan cinco o más de estos síntomas:

CRITERIOS PARA DIAGNOSTICAR UN COMPORTAMIENTO LUDÓPATA

  • Engaña a familiares, terapeutas u otros para ocultar el grado de implicación con el juego.
  • Preocupación por revivir experiencias pasadas de juego, compensar ventajas entre competidores o planificar la próxima aventura, o pensar formas de conseguir dinero con el que jugar.
  • Necesidad de jugar con cada vez más dinero para conseguir el grado de excitación deseado.
  • Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego.
  • Inquietud o irritabilidad cuando intenta interrumpir o detener el juego.
  • El juego se utiliza para escapar de los problemas o para aliviar sentimientos de desesperanza, culpa, ansiedad o depresión.
  • Después de perder, se vuelve otro día para intentar recuperar el dinero.
  • Se cometen actos ilegales o abuso de confianza para financiar el juego.
  • Se han arriesgado o perdido relaciones significativas, trabajo y oportunidades debido al juego.
Ludopatía

Ludopatía

PSICONÉTICA INDUCIDA

En la ludopatía, lo que al principio aparece como la búsqueda del refuerzo positivo que proporciona el premio, pasa a ser un impulso incontenible en el que este premio pasa a ocupar un papel secundario. Entonces, el protagonismo lo cobra el acto de jugar en sí: apostar o introducir monedas en la máquina.

Para intentar lograr alguna terapia sanadora un grupo multidisciplinario creó el llamado Paradigma de la Psiconética Inducida, con el cual han curado a miles de personas. Busca el por qué de la adicción, para tratarla desde allí. Una vez hallado “el origen”, en no más de cinco días la enfermedad desaparece sin observarse recaídas, al menos así lo indican quienes trabajan con esta técnica en España, donde el tema es bastante más estudiado que en América y donde, además, el número de enfermos se ha visto aumentado conforme pasa el tiempo. Sobre todo hay temor por el hecho de que cada vez más jóvenes caen en este mal, como lo advierte el Grupo de Jugadores Anónimos de Albacete: “Chicos de tan sólo dieciséis años están enganchados, y amas de casa se prostituyen para jugar“.

Las causas del aumento de ludópatas juveniles se desconocen, pero “todo apunta a que el número ha aumentado porque ahora los recreativos son de fácil acceso y los jóvenes disponen de más dinero que hace unos años“.

El Grupo de Jugadores Anónimos de Albacete también recuerda en su sitio web que esta es una enfermedad crónica, que nunca llega a desaparecer, pero que se puede controlar.

A pesar de lo milagrosa que suena la Psiconética Inducida, cualquier psiquiatra opinará que el tratamiento de las personas con este trastorno debe incluir aspectos médicos, psicológicos y sociales. Algunos de los casos, con trastornos depresivos claros, responden de forma favorable al empleo de medicación antidepresiva. En las más de las veces es necesario también practicar programas de deshabituación, sobre la base de técnicas psicológicas que potencien el control de los impulsos.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad