¿Qué es el estrés oxidativo?

Se trata de una enfermedad cada día más frecuente en una ciudad contaminada como Santiago, que ataca a todas las células del organismo induciendo a mutaciones o pérdida de algunas funciones, que finalmente llevan a la muerte.

El oxígeno, elemento indispensable para la gran mayoría de los seres vivos, bajo ciertas circunstancias puede desencadenar reacciones no controladas de oxidación celular que dañan la estructura y función de los organismos, produciendo lo que se denomina “Estrés Oxidativo“, una enfermedad cada día más frecuente Santiago por su alta contaminación ambiental.

Según indica el jefe del Laboratorio de Lípidos y Antioxidantes del Instituto de Nutrición y Tecnología de Alimentos, INTA, de la Universidad de Chile, Alfonso Valenzuela, este fenómeno surge como consecuencia de un desequilibrio entre la actividad de los sistemas orgánicos de protección y la agresión prooxidante derivada tanto del medio ambiente, como asimismo, de la edad y de factores nutricionales.

Explica que a pesar de que el oxígeno es poco reactivo, cuando éste es sometido a irradiaciones, a compuestos derivados de la polución ambiental y a altas temperaturas, se convierte en un “radical libre“, elemento que inicia procesos de oxidación atacando las moléculas de lípidos, carbohidratos, proteínas y -más grave aún- de material genético (DNA), lo que puede inducir a mutaciones o pérdida de algunas funciones.

Luchar contra el estrés oxidativo

Luchar contra el estrés oxidativo

Las mutaciones celulares son errores en nuestro sistema biológico que se van acumulando, hasta que llega un momento en que son incompatibles con nuestra vida y morimos. Lo que hay que tener en cuenta es que muchas de estas mutaciones pueden ser inducidas por estrés oxidativo“, explica.

En este contexto, el profesional señala que “la alimentación cumple un rol fundamental para proveer de antioxidantes al organismo, ya que muchas sustancias, principalmente de origen vegetal, son capaces de aportar una protección frente al desarrollo del estrés oxidativo, especialmente cuando las condiciones de vida de los individuos han disminuido el potencial de sus propios sistemas de defensa contra este problema“.

Antioxidantes son sustancias de origen natural o sintético que previenen los procesos de oxidación celular en los seres humanos. Las hay de origen endógeno, es decir, formadas por las propias células del organismo, que son principalmente las enzimas (proteínas que catalizan reacciones), y de procedencia exógena, que están presentes en los alimentos.

La gama de antioxidantes naturales, que son los que se usan en prevención, es enorme -afirma el doctor Valenzuela-. Sin embargo, los que claramente han demostrado su efectividad son la vitamina E, el ácido ascórbico (vitamina C) y el betacaroteno“.

Añade que aunque una dieta equilibrada debería proveer un aporte adecuado de sustancias antioxidantes, se estima que diferentes condiciones fisiológicas, como la edad, ejercicio intenso o ayunos prolongados; emocionales, como estrés laboral, ansiedad o crisis conductuales, y de comportamiento social, como tabaquismo, consumo de estimulantes y alcohol o farmacodependencia, requerirían de aportes extraordinarios de antioxidantes.

La suplementación de nuestra dieta con este tipo de productos obedece a un moderno concepto de prevención de enfermedades y al mejoramiento de nuestra salud y calidad de vida -opina el profesional-. Mi sugerencia entonces, es que ya en la edad adulta, entre los 30 y 40 años, es conveniente consumir los antioxidantes que han probado clínicamente que son efectivos“.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad