¿Qué es la amigdalitis?

En la zona posterior de la garganta, en las paredes izquierda y derecha, se encuentran ubicadas las amígdalas, conformadas por la unión de numerosos nódulos linfáticos. Dichas masas de tejido colgante conformar parte del sistema inmunitario, luchando contra las posibles infecciones y enfermedades del organismo.

La fuente principal de este órgano es la de servir como filtro para que ciertos gérmenes que pueden resultar nocivos para la salud no ingresen en la boca, senos nasales o la garganta, de suceder lo contrario éstas podrán causarnos enfermedades e infecciones.

Una persona que tiene amigdalitis presenta cuadros de enfermedades bastante específicos debido a esta circunstancia, entre ellas fiebre, dificultad para digerir cualquier alimento o bebida, así como la notable inflamación de las amígdalas. Sin embargo, te mostraremos otros de los síntomas que puedes presentar si has contraído tal enfermedad.

Amigdalitis

Amigdalitis

Síntomas de la amigdalitis

Un síntoma de amigdalitis es cuando las amígdalas están más rojas de lo normal, muchas veces produciendo ardor en la zona afectada.

Otro síntoma es encontrar secreciones grises, blancas o amarillas que recubren las amígdalas. Esto es un síntoma claro de un proceso infeccioso.
Irritación en las cuerdas vocales, lo cual trae como producto un cambio en la voz.

Los ganglios linfáticos en el cuello son síntomas claros de que el sistema de nuestro cuerpo tiene algo mal. De hecho, en muchos casos cuando un proceso de infección está desarrollándose notamos que los ganglios en el cuello se inflaman y crecen su tamaño hasta 3 veces.

Fiebre, dolor de cabeza y mal aliento. Estos tres síntomas van de la mano al momento de tener amigdalitis, siendo de los primeros cuadros que se presentan en el proceso infeccioso.

En el caso de que la amigdalitis esté siendo provocada por bacterias se deberán ingerir antibióticos, ya que este tipo de medicamento elimina a las bacterias de nuestro cuerpo. Así mismo es pertinente recomendar que estos antibióticos se tomen siguiendo estrictamente el régimen que el doctor recete, pues si no se llegase a cumplir el efecto se anularía por completo y no podríamos recuperarnos al 100% de la enfermedad.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad