¿Sufres de quistes en el hígado? ¿Cómo combatirlos?

Los quistes en general son pequeñas lesiones que suelen llenarse de líquido, cuando estas se presentan en el hígado en forma de quistes en el hígado mayormente no presentan algún síntoma y no representan mayores consecuencias. También es común, que se descubran mediante un chequeo rutinario de salud, sin embargo, existen casos un poco más graves los cuales a veces requieren de cirugía, interfieren con las funciones normales o habituales del hígado y además si generan síntomas y dolencias.

Existen varios tipos de quistes, clasificados por el nivel de gravedad del caso y por lo que afecta en el normal funcionamiento del hígado. Los tipos de quistes en el hígado son:

  • Los quistes congénitos.
  • Los quistes parasitarios.
  • Los quistes primarios.
  • Los quistes secundarios.
  • Los quistes ductos.

¿Cuáles son los síntomas de los quistes en el hígado?

La gran mayoría de los pacientes con quistes en el hígado poseen quistes congénitos por lo que en general, no presentan síntomas pero existen otros tipos de quistes que si los presentan, los síntomas son prácticamente iguales como todos los organismos son y actúan de manera distinta, no todas las personas presentan los mismos síntomas. Los síntomas más comunes son:

  1. Dolor abdominal.
  2. Presión abdominal.
  3. Mala digestión.
  4. Fiebre.
  5. Inflamación abdominal.
  6. Calambre abdominal.
  7. Vomito.
  8. Cansancio.

Los síntomas suelen aparecer cuando el quiste del hígado supera los 4 a 5 cm.

¿Cómo se diagnostican los quistes en el hígado?

Lo principal a la hora del diagnóstico es identificar que parte del hígado está siendo afectada y que tanto se compromete la función del mismo.

Para iniciar con el diagnostico se realiza al paciente un ultrasonido que revelara si el quiste es liquido o sólido, además de medir con más precisión su tamaño y el lugar del hígado en el que se encuentra. En caso de que se presenten dudas con respecto a lo diferencial del quiste en cuestión o con el diagnostico dado después del ultrasonido, se procede a realizar una resonancia magnética para corroborar si el quiste es benigno, seguidamente si se sospecha que el quiste tiene conexión con el árbol biliar se extrae un poco del líquido del quiste y se comprueba que no hayan rastros de bilis en el mismo. Para verificar que no sea maligno se proceda a realizar una biopsia que descarte cualquier probabilidad.

Ilustración para quistes en el hígado

Ilustración para quistes en el hígado

¿Cuáles son las posibles causas de los quistes en el hígado?

Entre las posibles causas de los quistes de hígado se encuentran.

1- La insuficiencia renal:
Debido a la acumulación de toxinas, líquido y todo aquello que pudiese afectar si el hígado no funciona como debería.

2- La vesícula biliar:
El mal funcionamiento de la vesícula biliar también podría ocasionar quistes en el hígado.

3- Los aneurismas intracraneales:
Se desconoce la razón pero se han visto pacientes con aneurismas intracraneales que también presentan quistes en el hígado.

4- Los parásitos:
El parásito Echinococcus granulosus puede ocasionar quistes en el hígado, estos quistes también suelen ser conocidos como quistes hidatídicos.

¿Cuál es el tratamiento para combatir los quistes en el hígado?

Existen varias alternativas para aplicar tratamientos a los quistes en el hígado, esto depende del tipo de quiste que se tenga ya que hay algunos tipos en el hígado que no requieren tratamiento, sin embargo tiempo después se pide hacer un segundo eco para verificar la evolución del mismo.

En los demás quistes en el hígado existen dos tipos de tratamiento, el no quirúrgico y el quirúrgico.

El no quirúrgico:
Consiste en dos tratamientos, la aspiración y la escleroterapia con alcohol.

El quirúrgico:
Este consiste en varios tipos de cirugía como:
1- Fenestración Laparoscópica.
2- Derivaciones internas.
3- Trasplante hepático (en el peor de los casos).
4- Enucleación.
5- Resección hepática.
6- Marsupialización.

El tipo de tratamiento debe adaptarse a las necesidades de cada paciente y la experiencia del grupo médico, por lo general es muy raro cuando un quiste de hígado requiere cirugía.

La mejor manera de evitar la cirugía por un quiste en el hígado es prevenirlo, es importante saber que el parásito Echinococcus granulosus es un parásito canino y que por lo tanto se contrae de perros que no están vacunados ni desparasitados.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad